AGREGAR ESTE SITIO A FAVORITOS

29.3.09

Cuarto aniversario Luctuoso de Juan Pablo II

Amigo de la humanidad, Karol Józef Wojtyła, quien nació el 18 de mayo de 1920 había sido obispo auxiliar y posteriormente arzobispo de Cracovia y desde 1978 se convierte en el Papa 264 de la historia de la Iglesia católica. Es el primer Papa polaco en la historia. Su pontificado duró 26 años y ha sido señalado como el tercero más largo en la historia de los Papas. Falleció el día 2 de abril de 2005, Monseñor Leonardo Sandri dio la noticia a los peregrinos que llenaban la Plaza de San Pedro y al mundo entero.
De aquellos días comentó Benedicto XVI poco después del conclave que resultó en su elección: "La muerte del Santo Padre Juan Pablo II y los días sucesivos han sido para la Iglesia y para el mundo entero un tiempo extraordinario de gracia. El gran dolor por su fallecimiento y la sensación de vacío que ha dejado en todos se han mitigado gracias a la acción de Cristo resucitado…” Su tumba, que se encuentra bajo la Basílica Vaticana junto a la de otros Pontífices, se ha convertido en lugar de peregrinación en la actualidad lo que para algunos es un signo de la concepción de santidad que el pueblo tiene sobre él.
El proceso de beatificación fue iniciado por el Cardenal Camillo Ruini, Vicario para la ciudad de Roma, el 13 de mayo de 2005; El 2 de abril de 2007, concluyó la fase diocesana del proceso de beatificación, reuniéndose todos los testimonios sobre su vida y los presuntos milagros. En una misa que se realizó en la Plaza de San Pedro el mismo día, el Papa Benedicto XVI aseguró que el proceso va "rápidamente".
El Papa Benedicto XVI ha anunciado semanas la celebración del año sacerdotal, y me vienen a la memoria tantos discursos y mensajes que durante el pontificado de Juan Pablo II vieron la luz. Uno y quizás el principal es el Directorio para la Vida y Ministerio de los Sacerdotes emitido en 1994 por la Sagrada Congregación para el Clero.
El proximo 2 de abril celebramos el cuarto aniversario de la muerte de Juan Pablo II, y nos encomendamos a su protección y encomendamos también a todos los sacerdotes del mundo, para que nuestro amado Siervo de Dios, junto al Cura de Ars, intercedan por todos y cada uno. Intensifiquemos nuestra suplicas por su pronta beatificación. Quisiera decir yo también, como el cardenal Stanislaw: "espero que la Providencia conceda pronto la beatificación y la canonización de nuestro querido Papa Juan Pablo II».
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario